¿Cómo puedo mejorar la comunicación familiar?

En los programas familiares siempre dedicamos algunas sesiones para mejorar la comunicación familiar y aprender habilidades de comunicación eficaces. Siempre planteamos cambios muy pequeños que se puedan integrar con las rutinas de cada casa, se practiquen casi a diario y lo más importante, ¡se mantengan a lo largo del tiempo! Toma nota:

A continuación vas a encontrar 10 aspectos claves para mejorar la comunicación familiar en casa y propiciar un clima positivo general entre todos los miembros de la familia:

  1. Utiliza la «escucha activa» y anima a los demás a expresar sus ideas y sentimientos.
  2. Habla claramente con mensajes «yo» (evita los mensajes «tú»que tienden a culpar o criticar).
  3. Expresa tus sentimientos hacia las cosas en vez de guardártelos hasta explotar, pero no olvides decirlos con consideración y respeto.
  4. Trata de ponerte en el lugar de la otra persona para reconocer sus sentimientos y opiniones.
  5. Céntrate en ser positivo. Evita siempre las críticas, las quejas y los reproches. ¡No sirven!
  6. Detén la discusión cuando estés confuso, enfadado o cuando la comunicación no esté funcionando. En este momento emplaza la conversación para otro momento donde todos los miembros estéis más dispuestos a negociar y encontrar soluciones.
  7. Céntrate en solucionar el problema, no en encontrar al culpable.
  8. Resume con tus propias palabras el mensaje verbal y los sentimientos del que habla para indicarle que le estás comprendiendo.
  9. Pide aclaraciones para asegurarte de entender correctamente lo que te dicen. Ten en cuenta que puedes estar malinterpretando el mensaje y que esto puede perjudicar la comunicación.
  10. Haz peticiones positivas y accede a las peticiones de los demás.

Ejercicio práctico para mejorar la comunicación familiar

Durante los próximos días tendrás que practicar la escucha activa. Para ello tendrás que dedicar un tiempo de calidad para conversar en familia. Puedes utilizar la comida o la cena, o dedicar algunos minutos al final de la tarde. Al final de cada práctica familiar tendrás que reflexionar sobre los siguientes aspectos:

  1. He mirado a la otra persona.
  2. Dejo terminar al que habla.
  3. Muestro gestos de interés.
  4. Animo a la otra persona a seguir hablando.
  5. Pido aclaración antes de sacar conclusiones.
  6. Muestro que entiendo las palabras y los sentimientos de la otra persona.

No es cuestión de tiempo, sino de calidad en la interacción. Esos minutos genuinos, si se dedican a escuchar serenamente, comprender al otro y generar soluciones en familia constituyen el mejor ingrediente para gozar de una comunicación familiar efectiva en casa y propiciar el mejor ambiente familiar.

Comparte en las redes sociales...
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+
¿Cuánto valoras esta información?:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta la Política de Privacidad