Crisis de pareja en verano y después de vacaciones

Actualmente cada vez son más las parejas que sufren una crisis o ruptura después de las vacaciones, especialmente, la mayoría de las crisis de pareja se producen después de las vacaciones del verano.

Si tu pareja está en crisis o en un inicio de enfriamiento emocional, este artículo te interesa. ¡Toma nota y busca soluciones ya!:

crisis de pareja despues de vacaciones

 

 

¿Por qué aumentan el número de Separaciones, divorcios o crisis en la parejas después de los periodos de vacaciones?

Numerosos son los factores que pueden intervenir en la aparición de una crisis de pareja después  del verano o vacaciones. Es un periodo de descanso en el que pasamos más tiempo con nuestra pareja, familia, amigos… disfrutando de ellos antes de la vuelta al trabajo.

Este periodo es deseado por ambos miembros de la pareja durante todo el año. Pensamos en el verano como la época del año en la que podemos pasar más tiempo con nuestra pareja, irnos de vacaciones, realizar algunas aventuras, planes diferentes…sobre todo deseamos salir de la rutina y del estrés que caracterizan al resto de meses del año. En definitiva, tenemos unas expectativas idílicas con respecto a las vacaciones y los momentos que queremos compartir con nuestras parejas. La pregunta clave es: ¿Siempre se ven satisfechas estas expectativas? La realidad es que NO.

Compartir el día y las decisiones diarias

Durante el resto del año, la pareja está ocupada con las labores diarias, por lo que las horas que comparten al día suelen ser escasas y al final de la jornada. Una vez que llega el verano o las vacaciones, inician un periodo de descanso en el que la pareja va a compartir muchos más momentos juntos.

Algunas parejas no están acostumbradas a ello, por lo que han de adaptarse a esta situación durante estos meses. Es aquí donde aparecen la rutina, la monotonía, problemas de comunicación y un mayor número de conflictos. De repente, las parejas descubren que no saben como tomar decisiones en equipo y organizar el día a día unidos.

¿Cómo prevenir la crisis  de pareja durante y después de vacaciones?

A continuación vamos a reflexionar sobre los ingredientes activos para que puedas mimar a tu pareja y disfrutar así de unas semanas de descanso y una vuelta a la rutina después de vacaciones disfrutando del amor sintiéndote plenamente satisfecho.

Ilusión

En primer lugar, el verano es un momento del año ideal para devolver la ilusión y la magia a vuestra relación. Cuando una pareja ha compartido muchos años de relación, la ilusión suele pasar a un segundo plano, se le da menos importancia. Pero, ¡cuidado! Es fundamental para que la relación no caiga en la monotonía y en la rutina, causas muy frecuentes de las rupturas de parejas. Una vez que la relación se ha consolidado priman otros temas, como pueden ser el trabajo, la economía u otros problemas diarios,

¿Cómo construyo con Ilusión mi relación de pareja y combato la rutina en la relación?

Es imprescindible que dediquéis un tiempo todas las semanas a hablar sobre vuestros sueños, deseos, planes presentes y futuros juntos… y otros temas de interés para vosotros.

En este momento, es importante que quede totalmente prohibido hablar de nuevo sobre los problemas de la vida diaria, descansad de ellos y disfrutad de vuestra pareja.

Amor y Cariño. ¡Demuéstralo!

Por otro lado, es esencial en la pareja que se demuestre el cariño y el amor que se tiene. Se suele pensar que tras muchos años de relación no es necesario seguir expresando el amor que se tiene a la pareja. Pero esto no es así, a pesar de que la pareja lleve unida muchos años, es fundamental que se siga expresando los sentimientos de amor, cariño y gratitud que se le tiene a la pareja.

Mejorar la comunicación en la pareja

Otro aspecto muy importante en la pareja para evitar que se produzcan las crisis en verano es la mejora de la comunicación. Muchas parejas suelen tener dificultades en esta área, sintiéndose incomprendidos, solos, y confusos.

Es importante que la pareja dedique tiempo a escuchar y entender qué es lo que piensa y siente la otra persona. A veces nos centramos en nuestra idea, sin tener en cuenta lo que piensa nuestra pareja sobre ello. Es necesario daros ese espacio donde ambos podáis compartir vuestras ideas, sentimientos, pensamientos, opiniones, sueños, deseos,… sin juzgar a la otra persona, sino hacerlo desde la empatía y el cariño.

Tiempo individual y tiempo compartido

También es importante que cada miembro de la pareja tenga un espacio de tiempo donde pueda disfrutar de sus aficiones y gustos y descansar. Es habitual que la pareja comparta aficiones y gustos, no obstante, también es muy probable que cada miembro de la relación mantenga una serie de aficiones y gustos diferentes a los de su pareja. Es fundamental que cada uno tenga tiempo para dedicarlo de forma individual a estas actividades.

El verano o las vacaciones es el momento en el que nos permitimos realizar algunas actividades que durante el resto del año no podemos realizar debido a lo ocupado que estamos con el trabajo y otros deberes diarios. Por esta razón, es necesario darle tiempo a nuestra pareja y a nosotros mismos para descansar y relajarnos con lo que más nos gusta y apasiona.

¿Divorcio o Terapia de Pareja después de Vacaciones?

Después de las vacaciones aumentan las peticiones de Terapia de pareja, ya que son muchas las relaciones que no resisten la experiencia de compartir el día a día y la toma de decisiones compartidas. Aunque las vacaciones suelen ser el detonante de la crisis, la realidad es que un porcentaje de esas parejas ya tenía dificultades previas y cuando se hace la historia de la pareja, las complicaciones tenía un origen anterior en el tiempo.

Si la pareja tiene dudas lo ideal es que pida asesoramiento especializado antes de tomar decisiones y decidir a través de un proceso pausado y sosegado, poder decidir si iniciar un proceso de separación o divorcio o apostar por seguir construyendo juntos y solucionar la crisis de pareja.

Después de la Tempestad….

El verano o las vacaciones son un periodo en el que la relación también puede salir muy fortalecida y consolidada en un amor maduro. La pareja puede reflexionar acerca de aquellos aspectos que no funcionan en la pareja y emprender un camino juntos para mejorarlos.

En este proceso es muy importante la comunicación, por lo que es esencial respetar al otro miembro, comprenderlo, utilizar la empatía y valorar sus opiniones. Realizar este camino de mejora permite a la pareja crecer juntos y mejorar el bienestar personal de ambos miembros de forma individual y en la relación compartida.

¡Atrévete a reforzar tu relación!

¿Cuánto valoras esta información?:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Por favor, comparte ahora...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta la Política de Privacidad