¿Cuándo acudir a Terapia de Pareja?

En la vida diaria de la pareja se originan conflictos y dificultades que suponen verdaderos desafíos para la relación. La monotonía, la rutina y la falta de comunicación, entre otros aspectos, pueden estar provocando estas dificultades en la pareja.

En estos casos, si los dos miembros de la relación quieren continuar, se recomienda asistir a Terapia de Pareja, para solucionar los diferentes conflictos y fortalecer a la pareja. Muchas parejas dudan acerca de cuando han de acudir a Terapia de Pareja. Hemos seleccionado 10 signos de alerta que te ayudaran a saber cuando acudir a terapia de pareja.

motivos para realizar una terapia de pareja

 

10 signos de alerta para acudir a Terapia de Pareja

Cada relación es única y cada crisis de pareja también. A pesar de esto, estos son los motivos más frecuentes que suelen propiciar la decisión de iniciar una Terapia de pareja:

Reducción del tiempo compartido con la pareja

En la vida cotidiana, resulta muchas veces complicado compartir momentos de calidad con la pareja. Es habitual olvidar compartir con la pareja cosas del día a día, expresar afecto y cariño, hablar sobre nuestros sueños e inquietudes…Contrariamente es muy común hablar sobre nuestras obligaciones, deberes, trabajo o, incluso, pasar un rato juntos sin dialogar, viendo la televisión o consultando redes sociales y el móvil constantemente.

La falta de tiempo de calidad compartido con la pareja puede llegar a provocar un gran deterioro en la relación, por lo que es muy importante cuidar el tiempo compartido, pero no solo la cantidad, sino la conexión que experimento durante ese tiempo.

Dificultades en las relaciones sexuales

Es habitual que las parejas, una vez que han compartido muchos años de relación, comiencen a compartir menos momentos de intimidad. Esto provoca que la pasión y el deseo vayan disminuyendo poco a poco, generando ciertos problemas en la relación de pareja.

Es imprescindible cuidar la pasión, el deseo y el contacto íntimo de la pareja, de forma que la relación no sufra dificultades en este aspecto. Además, favorece que la pareja no caiga en la rutina y monotonía.

Reducción del tiempo de ocio

Una variable muy importante que puede provocar problemas en la relación de pareja es la reducción del tiempo compartido con amigos y familiares, o realizando alguna afición o hobby. importante que la pareja no reduzca su tiempo de ocio al tiempo compartido con la pareja, es decir, es fundamental que también compartan momentos con amigos y familiares.

Compartir todo el tiempo libre con la pareja puede provocar ciertas dificultades en la relación, por lo que es importante no distanciarse de los amigos ni los familiares cuando se comienza una relación de la pareja.

Exceso de control

Estar siempre pendiente de dónde se encuentra nuestra pareja, con quién está, qué hace en cada momento genera grandes problemas en la relación. Estar controlando constantemente a nuestra pareja, o al contrario, genera sentimientos de desconfianza, pudiendo llegar a provocar la ruptura de la relación.

Problemas en la comunicación diaria

En muchas ocasiones, la comunicación en la pareja se puede ver dañada. A veces las necesidades de cada miembro de la pareja se desplazan a un segundo plano debido a las obligaciones de la vida diaria. Nos centramos en nuestras preocupaciones y deberes, sin tener en cuenta las necesidades de nuestra pareja. Es habitual dejar de hablar de nuestros sueños, inquietudes, miedos, deseos… para atender a las obligaciones cotidianas. Esto conlleva que la pareja deje de comunicarse, llegando a provocar un gran deterioro en la relación.

Problemas en la expresión de la afectividad

Tras años de relación olvidamos un aspecto muy importante: expresar cariño y amor a nuestra pareja. En muchas ocasiones, pensamos que nuestra pareja sabe lo que sentimos por ella y que no es necesario mostrarle nuestros sentimientos. No obstante, en realidad, al igual que nosotros, nuestra pareja necesita muestras de afecto y cariño.

Si olvidamos expresar nuestros sentimientos, nuestra relación puede sufrir un gran deterioro. Por ello, es fundamental tener muestras de afecto con nuestra pareja y expresarle nuestros sentimientos.

Desacuerdos en los planes futuros

En muchas ocasiones, las parejas tienen grandes conflictos y discusiones con respecto a los planes futuros. Es frecuente que existan diferencias en la pareja sobre los planes futuros, no obstante, a través de una buena comunicación y empatía los conflictos ocasionados pueden solucionarse.

Sin embargo, si no se gestionan de forma adecuada, las diferencias en los planes futuros pueden llegar a provocar grandes desafíos en la pareja.

Dificultades tras el nacimiento de un hijo

Tras el nacimiento de un hijo la pareja puede sufrir algunos cambios y modificaciones que generan ciertas dificultades. El crecimiento de la familia conlleva atender a nuevos miembros y cuidarlos, no obstante, no debemos olvidar cuidar y atender a nuestra pareja.

Olvidar mimar y cuidar a nuestra pareja puede provocar un gran distanciamiento y, con ello, el deterioro de nuestra relación. Si acabáis de tener un bebé, te recomendamos la lectura de nuestro artículo dedicado a los cambios en la pareja después del nacimiento de los hijos.

Celos excesivos

Los celos excesivos dañan notablemente una relación, ya que provocan desconfianza y malestar emocional en ambos miembros de la pareja. Además, los celos están relacionados con un excesivo control, por lo que genera grandes conflictos y discusiones en la relación.

Cuando los celos comienzan a formar parte principal de nuestra relación provocan un gran deterioro de la pareja, llegando en muchos casos a provocar una ruptura. Si este es uno de los motivos que están generando la crisis de pareja, es recomendable que realicéis un tratamiento Psicológico para los celos patológicos.

Críticas constantes

Es frecuente que cuando en una relación existen algunos conflictos, las críticas y la culpabilización del otro son muy comunes. Esto provoca muchos más conflictos y discusiones en la pareja, llegando a deteriorar en gran medida la relación.

Si las críticas son la constante en tu relación de pareja es necesario tomar conciencia de la situación de crueldad que estáis viviendo y empezar a realizar un cambio que os permita aprender nuevas formas de comunicaros.

Si todavía tienes dudas sobre si necesitáis acudir a terapia de pareja, puedes consultar nuestro artículo sobre los problemas más frecuentes en pareja o las situaciones de pareja más difíciles. Esperamos que estas lecturas os ayuden a tomar conciencia y definir con claridad las dificultades que tenéis en vuestra relación amorosa.

¿Cuánto valoras esta información?:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Por favor, comparte ahora...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta la Política de Privacidad