Duelo Emocional por Ruptura de Pareja

Una ruptura de pareja suele ser un acontecimiento muy estresante y doloroso en la vida de las personas. Se generan multitud de sentimientos y emociones que resultan difíciles de gestionar, independientemente del motivo de la ruptura.

La ruptura de pareja supone un proceso de adaptación y aceptación emocional de la separación. Las rupturas son especialmente dolorosas cuando hay alguna traición, infidelidad, o motivos confusos. Sea cual sea el motivo de la ruptura de la relación es necesario realizar un proceso de superación del duelo emocional y afrontar la ruptura de pareja para recobrar la salud emocional.

duelo emocional por ruptura de pareja

¿Qué sucede después de la ruptura de pareja?

Tras la ruptura de la pareja, lo primero que se genera son sentimientos y emociones muy desagradables y dolorosas para ambos miembros de la relación. Habitualmente, se piensa que el miembro de la pareja que decide poner fin a la relación no experimenta este tipo de sentimientos. Sin embargo, al igual que su cónyuge, ha de adaptarse a la nueva situación, lo cual supone dejar la rutina y comenzar a construir una nueva realidad.

En los cónyuges se generan sentimientos muy intensos de infelicidad, tristeza, decepción, frustración, traición, dolor, ira, o rabia. Contar con estrategias de regulación emocional adecuadas favorece que este tipo de sentimientos y emociones no lleguen al extremo y generen un bucle del que es difícil salir. Si quieres puedes leer nuestro artículo con consejos para afrontar la ruptura de pareja y recuperar el bienestar.

¿Qué es el Duelo emocional por una ruptura de pareja?

Lo primero que se genera tras la separación o ruptura es un proceso que denominamos duelo emocional. El duelo se caracteriza por ser un periodo de afrontamiento de la pérdida, en este caso, la pérdida de la pareja. Supone un proceso de superación personal y recuperación del bienestar anterior a la ruptura.

El duelo emocional varía en función del tipo de relación y del tipo de personalidad de cada miembro. Cada persona afronta de forma diferente la ruptura de pareja, variando la intensidad y duración del dolor emocional.

Fases del duelo emocional por ruptura de pareja

El duelo emocional conlleva cinco etapas: negación, enfado o ira, negociación, dolor emocional y aceptación. No significa que todas las personas pasen por las cinco fases mencionadas, ni en dicho orden, no obstante, suele ser lo habitual en la mayoría de las personas. Las cinco fases del duelo emocional son las siguientes:

Negación

Esta primera fase consiste en la negación de la ruptura de la relación. Es habitual pensar que simplemente la ruptura es un bache en la relación, esperando que el cónyuge vuelva arrepentido y todo vuelva a la normalidad. No obstante, en la mayoría de los casos esto no ocurre. Este periodo de negación no suele ser muy extenso, ya que pronto se generan sentimientos de ira y rabia y, posteriormente, tristeza.

Enfado o Ira

Tras afrontar la realidad y aceptar que la relación no va a continuar, se generan fuertes sentimientos de enfado e ira hacia la ex pareja. Durante la fase de endado es habitual sentirse confundido, decepcionado,e incluso utilizado. Esta fase es especialmente dolorosa cuando los motivos de la ruptura no han sido explícitos o definidos con claridad, ya que la persona se atormenta pensando en el porqué de la ruptura.

 Negociación

En esta fase, los sentimientos de enfado e ira han disminuido y aparecen emociones como la tristeza. Se intenta negociar con el cónyuge para retomar la relación, suplicándole en muchas ocasiones que vuelva. Es necesario tener cuidado con esto último, ya que, en muchas ocasiones, el cónyuge suele aceptar y volver debido al sufrimiento que ve en su pareja.

No obstante, al poco tiempo, volverá a tomar la decisión de poner fin a la relación, ya que su percepción acerca de la misma y de sus sentimientos no ha variado. Esto genera un mayor dolor emocional en ambos miembros de la relación, por lo que es importante aceptar la decisión de la pareja y continuar con el duelo emocional sin interrumpirlo.

 Dolor emocional

Es una de las fases más dolorosas para la persona, los sentimientos de tristeza, desesperación, sufrimiento emocional, o dolor protagonizan esta etapa. La persona se siente vacía y triste ante una realidad que le es difícil aceptar: la separación definitiva del cónyuge. Es común que la persona pase unos días sin ganas de realizar sus tareas y actividades habituales, permaneciendo en casa llorando y pensando que jamás podrá recuperarse de la ruptura de la relación. A pesar de lo doloroso que esto supone, es necesario pasar por esta fase para la superación del duelo emocional.

 Aceptación

Es la última fase del duelo emocional, la cual supone aceptar la pérdida definitiva de la pareja. Requiere de un gran esfuerzo personal, ya que conlleva la aceptación de que la persona de la cual se estaba enamorada/o no nos corresponde y debemos continuar nuestro camino sin ella.

La aceptación y superación de la ruptura de pareja supone un gran crecimiento y superación personal, ya que se adquieren habilidades de afrontamiento y regulación emocional que favorecen el bienestar general de la persona.

Si observas que han pasado algunas semanas o meses y no has avanzado en alguna de las fases del duelo por ruptura sería recomendable que pidieras asesoramiento a un Psicólogo especialista en ruptura de pareja, para evitar que el duelo se complique o aparezca algún trastorno emocional como consecuencia de un proceso de duelo complicado.

¿Cuánto valoras esta información?:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Por favor, comparte ahora...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta la Política de Privacidad