Problemas de Pareja más comunes

En este artículo queremos recoger los problemas de parejas más comunes en las relaciones de pareja. Para ello, nos vamos a centrar en las investigaciones realizadas por dos Psicólogos especializados en las relaciones de pareja, John Gottman y Nan Silver. Ambos profesionales han dedicado muchos años de investigación a evaluar que elementos ocasionan el divorcio o ruptura en las relaciones de pareja.

Estos autores han definido a los miembros de las parejas felices como “emocionalmente inteligentes”. ¿Quieres saber que significa formar parte de una pareja emocionalmente inteligente?

Los 4 problemas más habituales en las parejas:  “Los cuatro jinetes del apocalipsis”

Los psicólogos John Gottman y Nan Silver destacaron cuatro tipo de interacciones negativas que originan las principales dificultades en las relaciones de pareja. Las han denominado como “los cuatro jinetes del Apocalipsis”. A continuación, se detallan cada uno de ellas.

Primer jinete: Las críticas

Muchos conflictos ocasionados en las parejas están originados por los comentarios críticos de un cónyuge hacia otro. La crítica incluye palabras negativas sobre el carácter o personalidad del miembro de la pareja. La crítica tiene la función de culpar al cónyuge por la acción, atendiendo a características personales, en lugar de a hechos específicos.

Se recomienda sustituir las críticas que tienen un componente de acusación por las quejas. Estas últimas proporcionan información de los aspectos con los que estamos insatisfechos, pero sin dañar la autoestima de nuestra pareja y sin caer en descalificaciones o acusaciones.

Segundo jinete: El desprecio

Otro aspecto que suele provocar numerosos conflictos en las relaciones de pareja es la presencia del conflicto. El sarcasmo, el escepticismo, los insultos, las burlas y el humor hostil son formas muy habituales de mostrar el desprecio. Además, a través del lenguaje no verbal también se puede comunicar el desprecio hacia el cónyuge, por ejemplo, realizando el gesto de poner los ojos en blanco.

Tercer jinete: Actitud defensiva

Otro elemento muy perjudicial para las relaciones, es mantener una actitud defensiva ante los conflictos. La actitud defensiva es un modo de culpar al otro miembro de la pareja sin reconocer la parte de responsabilidad propia en el conflicto. Esta actitud empeora el conflicto y dificulta su resolución.

Cuarto jinete: Actitud evasiva

Otro aspecto que suele generar grandes dificultades y malestar en las relaciones de pareja es la actitud evasiva. Esta actitud consiste en un distanciamiento de un cónyuge hacia el otro miembro de la relación de pareja ocasionado por un conflicto. En lugar de afrontar la situación y resolver el conflicto, uno de los cónyuges se retira y distancia del otro para evitar esta situación conflictiva.

Es habitual que las parejas que muestran este tipo de actitud hagan como si no escuchan a su pareja, miran hacia otro lado, no mantienen el contacto visual… y otro tipo de reacciones verbales y no verbales que generan el distanciamiento emocional.

Hasta aquí hemos identificado las características de la interacciones en pareja que generan más dolor y conflicto. Puedes ampliar el tema consultando las situaciones en pareja difíciles o los no soy feliz más frecuentes en consulta.

Siete ingredientes  para un matrimonio feliz

Antes de comenzar a exponer los problemas más comunes en las relajaciones de pareja, es importante reflexionar acerca del “secreto” de algunos matrimonios y parejas felices para mantenerse unidos y estables. Como expertos en Terapia de pareja en Málaga encontramos siete principios o reglas que todos los matrimonios felices comparten y que relatamos a continuación:

Mapas de amor

Los mapas de amor consisten en los conocimientos que un cónyuge tiene sobre los gustos, alegrías, miedos, sueños, preferencias… del otro miembro de la pareja. Las parejas o matrimonios felices conocen el “mapa de amor” del cónyuge detalladamente. Se trata de recordar los aspectos importantes de la vida del otro miembro de la pareja, los objetivos, preocupaciones y esperanzas de su pareja. Se trata de conocer detalladamente al otro miembro de la pareja.

Cariño y admiración

Los matrimonios o parejas felices sienten un gran cariño, admiración y respeto hacia el otro miembro de la pareja. Se trata de ver las cualidades positivas del cónyuge y de la relación de pareja, incluso los defectos, pero aceptándolos sin desprecio.

Acercamiento hacia el cónyuge

El acercamiento es un aspecto fundamental para que la pareja continué estable y feliz. Se trata de tener momentos de acercamiento, conexión e intercambios entre ambos miembros de la pareja. Es la forma real de mantener la pasión en la pareja. Consiste en mostrar atención, afecto, sentido del humor y apoyo emocional a la pareja. El secreto de las parejas felices está en acercarse el uno al otro en las pequeñas cosas del día a día.

Influencia mutua en la relación de pareja

La influencia mutua en la relación es fundamental para mantener la relación de pareja estable y feliz. No se trata de ceder todo el poder de un miembro a su cónyuge, sino de respetar la opinión del otro, compartir el poder y tomar decisiones de forma conjunta. Consiste en saber escuchar a la pareja y considerar su punto de vista y valores para tomar decisiones y solucionar conflictos.

Resolución de problemas

El principio anterior, de mutua influencia, conlleva el respeto y consideración del punto de vista del otro miembro de la pareja al tomar una decisión o solucionar un conflicto. Por lo tanto, al cumplirse el principio anterior, la resolución de problema es muy fácil en este tipo de relaciones de pareja.

La resolución de problemas en parejas estables y felices se realiza a través de la comprensión del punto de vista del cónyuge. Se trata de ser flexible, racional y comprensivo con el miembro de la pareja.

Evitación del estancamiento

En todas las relaciones de pareja surgen conflictos y discusiones. Una relación de pareja feliz y estable no conlleva la ausencia de discusiones. La diferencia está en la forma de gestionar el conflicto entre unas parejas y otras. Este principio hace referencia a la evitación del estancamiento de un conflicto y del fomento del diálogo y conversación para solucionar los aspectos que creen las polémicas en la relación.

Sentido de transcendencia

Se trata de sentir la relación de pareja como un sistema de apoyo, cariño, confianza…es decir, como una familia. Consiste en tener unos objetivos comunes, anécdotas, tradiciones, y una cultura propia de la pareja.

Si quieres seguir aprendiendo sobre condiciones del amor sano te recomendamos nuestro artículo sobre ingredientes del amor para parejas que molan. Recuerda sembrar en tu relación los 7 principios que garantizan relaciones de pareja duraderas. Además de reforzar tu relación, realiza un análisis exhaustivo para identificar si hay “algún jinete del apocalipsis” para buscar soluciones de inmediato.

¿Cuánto valoras esta información?:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Por favor, comparte ahora...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta la Política de Privacidad