Trastornos Depresivos

La Depresión es un Trastorno del Estado de Ánimo que afecta al 15 y el 25% de la población, siendo más frecuente en las mujeres. La Depresión es la 4ª causa de discapacidad, ya que afecta a gran parte de la población. Además, este trastorno puede aparecer en cualquier momento de la vida, incluso se da la depresión en adolescencia e infancia.

Los Trastornos Depresivos se consideran una enfermedad crónica, progresiva y de causas muy variadas. Las personas que sufren algún trastorno depresivo sufren un gran sufrimiento y malestar emocional, al igual que sus familiares. La persona se siente incapacitada y desbordada para desarrollar todas las actividades diarias, por lo que afecta notablemente a todos los ámbitos de su vida; familiar, social, personal y profesional.

Síntomas de la Depresión en la vida adulta

Los síntomas de la Depresión afectan a varios sistemas del organismo de las personas. Incluye cambios en la cognición a nivel de pensamientos y creeencias, dificultades en la regulación emocional, alteraciones en la memoria y en la función motora, así como alteraciones en el Sistema Nervioso Autónomo. Entre los síntomas más frecuentes de la Depresión encontramos:

  • psicologo especialista en depresionCambio en los patrones de sueño.
  • Aumento o disminución desproporcionada del apetito.
  • Agitación o lentitud en los movimientos.
  • Fatiga, pérdida de energía y cansancio inexplicable.
  • Anhedonia. Es la incapacidad para experimentar placer, o la pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades.
  • Poca concentración, apatía e indecisión.
  • Sentimientos de inutilidad y culpabilidad.
  • Tristeza y pesimismo.
  • Pensamientos recurrentes de muerte e ideas suicidas.

¿Qué causa la Depresión en Adultos?

En las causas de la Depresión intervienen muchos factores, por lo que se trata de un trastorno muy heterogéneo. Entre ellos, los factores genéticos aportan un papel muy importante. La tendencia a padecer un Trastorno del Estado de Ánimo es un rasgo hereditario, por ello, las personas con antecedentes familiares de Depresión presentan un mayor riesgo de padecer el trastorno que aquellas que no presentan ningún historial clínico de Depresión en la familia. La presencia de muchos genes aumenta el riesgo de padecer depresión, unido a experiencias estresantes tempranas.

Por último, también intervienen factores ambientales, siendo en muchas ocasiones determinantes en la aparición de un Trastorno del Estado de Ánimo. Entre los factores psicosociales más frecuentes encontramos los siguientes:

  • Eventos o situaciones vitales estresantes como una enfermedad, muerte cercana o situación de desempleo continuada.
  • Experiencias traumáticas en la infancia.
  • Apoyo social y familiar muy reducido.
  • Consumo excesivo de alcohol u otras drogas.
  • Consumo de algunos fármacos en exceso.
  • Dificultades económicas.
  • Problemas de salud o dolor crónico.
  • Cambios importantes en la vida.
  • Dificultades en las relaciones interpersonales.

Tipos de Trastornos Depresivos

Según el DSM-5, Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales, los trastornos depresivos más comunes que aparecen en la edad adulta son los siguientes:

Trastorno Depresivo Mayor

El Trastorno Depresivo Mayor se caracteriza por un estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, la persona suele sentirse triste, vacía y sin esperanza. La persona se encuentra sumergida en un gran sufrimiento y tristeza que le impide desarrollar sus actividades diarias. Además, las personas afectadas también pierden el interés y el placer por sus aficiones, recurriendo al aislamiento en muchas ocasiones.

Suele provocar un gran sufrimiento en la persona y supone una gran limitación para su vida diaria. Afecta a su entorno laboral, social, personal y familiar, por lo que resulta un trastorno muy incapacitante.

Los principales síntomas del Trastorno Depresivo Mayor son los siguientes:

  • Disminución o aumento del apetito, provocando una disminución o incremento del peso de la persona.
  • Insomnio o hipersomnia la mayoría de los días.
  • Agitación o retraso psicomotor, inquietud o enlentecimiento.
  • Fatiga o pérdida de energía.
  • Sentimientos de inutilidad o culpabilidad excesiva o inapropiada.
  • Odio a sí mismo.
  • Baja autoestima.
  • Escasa participación en actividad que antes le gustaban.
  • Dificultades para pensar o concentrarse.
  • Problemas para tomar decisiones.
  • Pensamientos recurrentes de muerte o ideas suicidas.

Trastorno Depresivo Persistente

El Trastorno Depresivo Persistente presenta los mismo síntomas que los adultos que sufren Depresión Mayor. La diferencia entre ambos trastornos se encuentra en la duración de los síntomas. Para diagnosticar este trastorno el adulto ha de presentar estos síntomas depresivos durante al menos dos años.

Trastorno Disfórico Premenstrual

El Trastorno Disfórico Premenstrual afecta a las mujeres durante el ciclo menstural. Suelen aparecer en la última semana antes del inicio de la menstruación, siendo mínimos o inexistentes en la semana después de la menstruación.

Los principales síntomas que caracterizan a este trastorno son los siguientes:

  • Labilidad afectiva intensa, cambios de humor constantes.
  • Aumento de la sensibilidad al rechazo.
  • Irritabilidad intensa, o enfado o aumento de los conflictos interpersonales.
  • Estado de ánimo intensamente deprimido, sentimientos de desesperanza o ideas de autodesprecio.
  • Ansiedad.
  • Disminución del interés por las actividades diarias.
  • Dificultad para pensar y concentrarse.
  • Letargo, fatigabilidad fácil o intensa falta de energía.
  • Alteraciones en el apetito, sobrealimentación en muchas ocasiones.
  • Hipersomnio o insomnio.
  • Sensación de pérdida del control.
  • Dolor o tumefacción mamaria.
  • Dolor articular o muscular, sensación de hinchazón o aumento de peso.

El Trastorno Disfórico Premenstrual provoca una gran alteración de la vida diaria de la persona, afectando a su ámbito profesional, familiar, social y personal. Genera un gran sufrimiento y malestar emocional en la persona afectada, por lo que requiere de Intervención Psicológica.

Consecuencias de la Depresión en la edad Adulta

Las consecuencias de la Depresión pueden llegar a ser muy graves si la persona no recibe ningún tipo de ayuda médica o psicológica. Las consecuencias más frecuentes de los Trastornos Depresivos son las siguientes:

  • Aislamiento social o retraimiento.
  • Pérdida del trabajo debido a la incapacidad de ejecutar sus responsabilidades.
  • Comorbilidad con Trastornos de la Ansiedad.
  • Problemas en las relaciones interpersonales debido al propio aislamiento de la persona. Pierde el contacto con muchas personas cercanas, incluso con algunos familiares.
  • Debilitamiento del sistema inmunológico.
  • Síntomas somáticos, como dolores de cabeza crónicos.
  • Obesidad.
  • Abuso de drogas, como el alcohol.
  • Conductas autolesivas.

Solicitar más información

¿Por qué es importante realizar una Intervención Psicológica en Depresión?

Realizar una Intervención Psicológica en la Depresión en la vida Adulta es esencial para ayudar a la persona a recuperar su estabilidad emocional y, con ello, todas sus funciones de la vida diaria. Las personas sufren un gran malestar emocional, caracterizado por una gran tristeza y sufrimiento diario, lo que les impide realizar sus responsabilidades diarias, al igual que disfrutar de sus hobbies o aficiones.

Además, los Trastornos Depresivos impiden que la persona se desarrolle a nivel profesional, psicológico, familiar y social, por lo que en la Intervención Psicológica se le dotará de herramientas para afrontar la inestabilidad emocional y la profunda tristeza y sufrimiento que siente, beneficiándose en todos los ámbitos de su vida.

En nuestro centro de Psicología, desde el primer momento en la Terapia Psicológica se trabaja con la realización de actividades sociales y placenteras para el adulto, evitando que se siga produciendo el aislamiento. Esto facilita que la relación con amigos y familiares se recupere, los cuales resultan un apoyo esencial para los Trastornos Depresivos.

Psicólogos especialistas en Trastornos Depresivos en la edad Adulta

Si quieres pedir cita o solicitar información sobre la metodología de nuestros tratamientos solo tendrás que rellenar el siguiente formulario de contacto y dejarnos tus datos para que nuestro departamento de información y cita previa se ponga en contacto siguiendo tus preferencias:

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Teléfono de contacto (requerido)

Su mensaje

*Acepto Aviso Política de Privacidad

Nuestro equipo está muy comprometido con tu privacidad y empleamos todos nuestros esfuerzos en garantizar un adecuado tratamiento de tus datos de carácter personal. A tal efecto, te recomendamos que cuando completes el formulario, nos indiques únicamente tus datos identificativos y de contacto. En el caso de que incluyas información sensible, eliminaremos dicha información de manera inmediata con el fin de no gestionar este tipo de datos en el proceso de asignación de citas.

¿Cuánto valoras esta información?:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…