Recetas de cocina para mejorar la atención y concentración de tu peque 👩‍🍳 🍪 👨‍🍳

Cocinar con los pequeños de la casa puede ser muy agradable tanto para los padres como para ellos. Cocinar una receta requiere de una planificación anterior. Hay que planificar los ingredientes necesarios, los pasos que se han de seguir, el orden de los mismos, los materiales necesarios para cocinar, etc., por lo que requiere de un alto nivel de atención, concentración y planificación. Además de pasar un buen rato y ser una actividad estimulante, también les podemos enseñar la importancia de una dieta equilibrada y saludable mediante un ambiente lúdico y divertido.

actividades mejorar atencion y concentracion en niños

 

¿Por qué la cocina puede mejorar la atención y la concentración de tus hijos?

Las funciones ejecutivas, como la toma de decisiones, la planificación, la memoria de trabajo…, así como la atención y la concentración, son habilidades que los pequeños han de ir desarrollando poco a poco. Estas funciones cognitivas se van desarrollando desde la infancia hasta la juventud, no obstante, padres y madres pueden facilitarles ese desarrollo a sus hijos a través de las actividades cotidianas. Una forma de hacerlo es a través de la cocina, lo cual a los peques les fascinará.

Para realizar una receta, los niños tendrán que organizar la información dada por los padres, seguir los pasos necesarios y preparar todos los ingredientes y alimentos que se van a utilizar, así como los materiales necesarios para la receta. Estas habilidades conllevan planificación, organización, atención y concentración, por lo que de una forma muy divertida podemos ayudar a los pequeños a potenciar su desarrollo.

Aprovechar el contexto lúdico como el mejor ambiente para aprender

A los niños les apasiona la idea de cocinar. Resulta muy estimulante para ellos trabajar con algunos alimentos, mancharse las manos, e incluso la ropa. Además, preparar algo por ellos mismos, con el apoyo de papi y mami, también facilita la futura independencia y autonomía en los peques, así como la responsabilidad y el valor de colaborar en casa y refuerza la importancia del trabajo en equipo.

Pasos a seguir para cocinar con los pequeños de la casa

  1. Elegir un plato saludable y atractivo para los pequeños. Para ello, puedes darles a elegir entre dos o tres platos, para que elijan ellos mismos el plato, sintiéndose importante y responsable de la elección.
  2. Establece una serie de normas a seguir en la cocina, para crear un ambiente ordenado y organizado.
  3. Enseña a los pequeños los pasos que se han de seguir para la receta.
  4. Organiza con tu hijo los ingredientes necesarios, colocándolos ordenadamente en un lado de la cocina.
  5. Organiza los materiales que se han de utilizar de la misma forma que los alimentos.
  6. ¡Manos a la obra! Crea un ambiente divertido y lúdico, para que la cocina saludable y la dieta equilibrada se convierta en un espacio de diversión y alegría para ellos.

A continuación, proponemos algunas recetas saludables que puedes escoger para elaborar con tus peques.

Recetas para cocinar con los pequeños

Mejora de la atención y concentración de tu hijo mediante la cocinaEn este rincón, te proponemos algunos platos deliciosos y saludables que a los pequeños les encantarán. Es muy importante tomar precaución en la cocina con los niños, desde un comienzo han de tener en cuenta que los padres se encargarán de todo aquello relacionado con los fogones, mientras que el trabajo de los peques dependerá de la edad de los mismos, por ejemplo, se pueden encargar de la presentación del plato, de lavar algunos alimentos, etc.

El pollo es la carne favorita de la mayoría de los pequeños, resulta muy tierna y agradable para ellos. Por esta razón, mezclarlo con verduras resulta una buena forma de introducirles estos alimentos tan necesarios para su desarrollo.

A continuación, se detallan los pasos que se han de seguir para su preparación:

  1. Calentar el horno a 200 grados.
  2. Abrir pechugas de pollo en una tabla de forma que queden bien extendidas.
  3. Lavar y cortar cebolla, pimiento verde, calabacín y tomate en trocitos pequeños. Los pequeños pueden encargarse del lavado de las diferentes verduras utilizadas.
  4. Echar un poco de aceite en una sartén y sofreír las verduras hasta que estén en su punto.
  5. Abrir las pechugas de pollo una a una y disponer sobre cada una de ellas una loncha de queso.
  6. Rellenarlas con un poco de las verduras al centro y cerrarlas formando un rollo. Para evitar que se abran, se pueden usar palillos.
  7. Cuando estén listos los rollitos, ponerlos en una bandeja para horno con un poco de aceite. Echarles sal y pimienta al gusto y hornearlos unos 30 minutos.
  8. A la hora de servir, cortar los rollitos en rodajas y acompañarlos con verduras a la plancha. Puedes formar una carita sonriente con las verduras para que a los pequeños les resulte más atractivo. Además, ellos mismos pueden encargarse de hacer la presentación del plato.

Albóndigas de carne, verdura o pescado.

Las albóndigas es una buena forma de introducirle diferentes alimentos a los más pequeños, ya que pueden estar hechas de diferentes tipos de carne, pescado, verduras… Por lo que resulta muy cómodo para introducirles en el mundo de una dieta saludable y equilibrada. Además, este plato puede resultar muy estimulante para los peques, ya que se pueden encargar de dar forma a la masa de carne para crear las albóndigas. Además, es un ejercicio de estimulación que permite mejorar la psicomotricidad fina de nuestros hijos. ¡A los peques les encanta mancharse las manos!

A continuación, podrás ver los pasos que se han de seguir para preparar unas exquisitas albóndigas.

  1. Mezclar en un bol la carne picada con perejil y ajo picado. Añadir sal y pimienta y remover hasta que quede homogéneo. Este paso pueden realizarlo los peques, les encantará amasar la carne.
  2. Agregar huevos y leche y seguir mezclando hasta formar una masa. Echar pan rallado hasta que la masa sea manejable.
  3. Hacer pequeñas bolas con las manos y pasarlas por harina. Será un momento muy divertido para los peques.
  4. Echar las albóndigas en aceite en una sartén. Es importante ir dándoles la vuelta para que se hagan uniformemente por todos los lados.
  5. Sacar las albóndigas y dejar que escurran sobre un plato con papel absorbente.

Si se prefiere, se puede añadir una salsa de tomate a las albóndigas. Para tomar la decisión, puedes darla a elegir a los pequeños.

Batidos de frutas

A la mayoría de los niños les encantan las frutas, por lo que la idea de crear un batido con diferentes tipos de frutas les encantará. Es una receta muy sencilla de cocinar y seguro que a tus peques le parecerá delicioso.

Una opción muy rica es un batido de cerezas, melón y plátano. A continuación, podrás ver los pasos a seguir para crear este batido.

  1. Deshuesar las cerezas con cuidado, cortar el melón en trozos y pelar el plátano. Colocar todos los trozitos de las frutas en un bol.
  2. Batir y triturar bien todos los ingredientes.
  3. Añadir yogur o leche, azúcar y mezclar todo bien hasta que el batido tenga la textura deseada.
  4. Conservar frío hasta servir, se puede acompañar de nata montada, virutas de chocolate o unas rodajas de cereza.

¿De qué depende que cocinar se convierta en un aprendizaje de valor?

Para terminar te resumimos a modo de conclusiones las 5 condiciones básicas que deberás de cumplir para que saques el máximo provecho a cocinar con tus hijos:

recetas niños para mejorar antencion y concentracion La vivencia emocional

En primer lugar lo tenemos clarísimo. Si no conectas con tus hijos de forma honesta olvídate de este artículo. Para aprender hay que implicarse, hay que ser feliz, y hay que valorar ese tiempo. Recuerda niños y adultos…

 El orden de como realices la actividad y prepares los materiales e ingredientes

Tal y como iniciábamos este artículo es fundamental el orden con el que realices y prepares todos los materiales porque en definitiva esa tarea de planificación, toma de decisiones y establecimiento del orden más adecuado es fundamental para que se genere la ruta del aprendizaje y los peques desarrollen su atención, concentración y funciones ejecutivas.

El refuerzo positivo antes, durante y después de cocinar

Durante toda la actividad anima y potencia tanto la propia actividad como las acciones que de forma completa esté realizando tu peque. En la mayoría de las familias, se premia o refuerza los logros curriculares, la letra, las notas…y se menosprecia los aprendizajes cotidianos. ¡Por favor, presta atención y elogia a tu hijo en las actividades diarias!

Reconducir la impulsividad y acelero

Si habías pensado después de esta lectura en una cocina de Isla Maravillosa, donde todo acababa limpio y la receta perfecta, tengo que corregir tus expectativas antes de que termine tu lectura. ¡Cuidado con las ideas de perfección! La actividad no saldrá idílica, habrá manchas y algunos momentos de ruido, acelero y deseo de movimiento…¡Aprovecha! Ese contexto imperfecto será el mejor para desarrollar en tu peque (y en ti) la tolerancia a la frustración, la paciencia y la reflexividad y el orden.

Y para terminar un poco de limpieza y orden

Cerramos el Ranking de las pautas para mejorar la atención y la concentración a través de las recetas de cocina con el orden y la limpieza. Es importantísimo que los peques aprendan a esforzarse incluso en las partes más rutinarias o menos estimulantes de la actividad.

¿Qué receta es tu preferida para realizar con tus hijo? ¡Danos tu truco para cocinar en familia!  

¿Cuánto valoras esta información?:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Por favor, comparte ahora...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta la Política de Privacidad